¿ Cómo detectar una recesión y ganar dinero en la bolsa ?

Habitualmente la Bolsa es leída por la mayor parte de analistas, periodistas y aficionadas como si de un periódico de la actualidad económico financiera se tratara, pero nada más lejos de la realidad, ya que al final la conformación del precio es el juego de las expectativas de todos los inversores que cristaliza mediante el cruce de las operaciones de compra y venta.

Por lo tanto, en la misma hay un factor que perturba este juego de expectativas y no es otra que la psicología de las masas, la continua lucha entre la avaricia y el miedo; por ello no suelo utilizar los gráficos de bolsa como previsor económico ni mucho menos. De hecho no suelo utilizar ni siquiera la información que van elaborando ni periódicos especializados ni analistas de compañías, ya que lamentablemente no son las noticias las crean los precios sino los precios los que crean las noticias; es muy común ver como las revisiones de precios objetivos van siempre detrás de los precios tanto al alza como a la baja.

Una vez avisados de lo fácil que es caer en la euforia o pesimismo de las masas, de tal forma que cualquier caída pronunciada del mercado es leída como un anuncio de una próxima recesión y viceversa ¿ qué herramientas podemos utilizar ?

Vaya por delante que esto no es una ciencia y que no existe ningún método, ni siquiera conocido por los grandes gurus que nos permita adelantarnos al mercado y vender en el mismisimo techo, entre otras cosas porque para que se produzca una recesión antes se debe de producir una desaceleración y en el 80 % de los casos la desaceleración se queda solo en eso, ahí es donde está la verdadera dificultad. Sin embargo sí que hay una serie de herramientas que nos pueden aproximar a conseguir nuestro objetivo y que son utilizados y seguidos por los mejores traders del mercado.

Bueno pues vamos al grano, estos son indicadores adelantados que histórica y estadísticamente han demostrado su capacidad de adelantarse al entorno económcio con cierta fiabilidad:

1º) Leading Indicador (LEI): Este es un indicador adelantado de la economía que nos va a ayudar en esta tarea de intentar identificar los techos de mercado, y digo que nos va a ayudar ya que lo vamos a usar en conjunción con otros indicadores y porque como podéis ver en el grafico adelanta la recesión pero no del todo aunque sí que nos permite aprovecharnos de un 90 % de la bajada futura del mercado.

 

2º) La curva de tipos:  Vaya por delante que la situación normal de la curva de tipos debe tener una pendiente positiva y tiene su lógica en que no es lo mismo prestar dinero a 1 año que a 30 años, es lógico que el prestamista exija mayores tipos cuanto mayor es el plazo ya que el riesgo de impago que está asumiendo es mayor por el factor tiempo. Esto que parece de cajón no se da con tanta frecuencia en los mercados ya que aunque suene a disparate a veces la pendiente de la curva de tipos se invierte.

Que se invierta significa que conforme aumentan los plazos los tipos de interés exigidos son menores, esto en un mercado como el de los bonos que es el más líquido y profesional del mundo parecería una quimera si no hubiera numerosas ocasiones en la que se produce, la última a en marzo de 2.006.

Para conocer la fiabilidad de este estimador de recesiones, si miramos los últimos 50 años, la curva de tipos se ha invertido en diez ocasiones pues en nueve veces posteriormente se ha producido una recesión, por lo tanto un 90 % de acierto es como para tenerlo en cuenta como detector de techos de mercado.

Una vez convencidos de la bondad de este indicador la pregunta del millón es intentar saber con qué antelación se adelanta, en la última ocasión se invirtió en Marzo de 2.006 y el mercado hizo techo en Diciembre de 2.007, y si echamos un vistazo a los últimos 50 años podemos ver que se suele adelantar entre 12 y 18 meses.

Cuando los indicadores adelantados me señalen recesión, entonces me preocuparé, pero no me preocuparé cuando el mercado caiga un 15% y todos los economistas, expertos, aficionados, medios de comunicación y lo que, en general llamo la masa, me lo digan. De momento, como han podido ver en esos gráficos actualizados, no me despierto en medio de la noche pensando que mañana va a empezar una recesión. Puede haberla, pero lo veo improbable con el leading indicador como habéis podido ver en el gráfico de arriba por encima de “0” y con pendiente positiva y una curva de tipos como la actual que os pego abajo y aunque está un poco aplanada en los tramos medios, se encuentra lejos de tener pendiente negativa.

Aparte de esto, es aconsejable utilizar indicadores técnicos y de sentimiento para guiarnos por el “recession trade”. Los inversores suelen ser muy radicales y tienden a autoproclamarse “solo técnicos” o “solo fundamentales”. Yo creo que esto es un error garrafal ya que los mejores análisis siempre surgen de las sinergias generadas por la utilización de varias disciplinas. Pero de esas ramas ya hemos hablado aquí y seguiremos hablando en el futuro.




Deja un comentario

*