David Choe o como ganar 200 Mill $ pintando en Facebook.

Al relatar esta historia muchos os asombrareis de lo decisivo que son ciertos momentos en nuestras vidas, donde en la mayoría de los casos inconscientemente tomamos decisiones cruciales para nuestro futuro sin tener la más mínima sospecha de la trascendencia de los mismos.

¿ Qué alguien levante la mano que por tomar o no tomar una decisión en determinado momento no le hubiera cambiado la vida ¿ Mi experiencia vital al igual que la de todos vosotros está repleta de este tipo de situaciones tanto en el ámbito personal como el profesional y no preguntes por qué sí o por qué no, porque al final tal y como explicó en su brillante discurso en la Universidad de Standford el visionario Steve Jobs a veces la vida parece que está plagada de pequeños detalles en principio sin importancia que con el paso de los años se van uniendo y modelando nuestra historia personal.

Este caso es uno de ellos y está muy a colación con la colocación en Bolsa de Facebook, el nombre del personaje en cuestión se llama David Choe (nacido en 1976, Los Ángeles, California ) es un pintor-muralista, o sea un pintor de graffiti de origen coreano con una vida repleta de incidentes y todo tipo de délitos, hasta el punto que en 2.003 terminó con sus huesos en una cárcel en Japón por agredir a un policía, lo que le costó tres meses de cárcel.

Hasta entonces era una persona normal como tú y como yo, apasionado por el dibujo, los comics y graffitis y con una vida un poco bohemia y desordenada, de tal forma que alternaba ciertos trabajos con su gran pasión que era el juego en los casinos de Las Vegas; hasta que un día recibió la llamada de para él hasta entonces un desconocido, Sean Parker –fundador de Napster- que le hizo el encargo de pintar los murales de las oficinas de Facebook, para lo cual acordaron un precio de 60.000 $.


Cuando el trabajo fue finalizado Sean Parker le pregunto si prefería cobrar en dinero o en acciones de esta empresa, que para entonces era una Start-up absolutamente desconocida para todos y por supuesto para David Choe, Sean Parker le explico que se trataba de una empresa que estaba desarrollando una red social para estudiantes, que a nuestro amigo David le pareció un absoluto sinsentido pero como escuchó hablar con tanta pasión finalmente decidió cobrar en acciones aunque el importe del trabajo para él era una suma importante y tampoco es que nadara en la abundancia.

En cualquier caso tomó esa decisión, quizás impulsado por su afán jugador y su capacidad de asumir riesgo, acostumbrado a jugarse el dinero en Las Vegas y así lo hizo, por supuesto sin pensar en balances, cuentas de resultados y planes de negocio.

El resultado, se ha conocido recientemente como consecuencia de la IPO de Faceook, y no es otro que hoy en día las acciones de Choe en Facebook, se estima que tienen un valor de 200 millones de dólares, o sea David Choe se ha convertido en millonario simplemente por tomar una decisión y correr un riesgo.

Quién le iba a decir a él que por un mural de los que ha dibujado cientos a lo largo de su carrera como pintor le iban a pagar 200 Millones de dólares, creo que puede ser el pintor mejor pagado de toda la historia.

El gran aprendizaje es que oportunidades sino tan exageradas como esta sí que bastante parecidas se nos presentan a menudo a lo largo de nuestras vidas, y no les damos ni la posibilidad de ser por el hecho de no correr el riesgo.




Deja un comentario

*