Joel Greenblatt y los secretos para batir al mercado.

Joel Greenblatt tiene una fórmula mágica para ganar dinero en bolsa y no tiene ningún problema en explicarlo al gran público en su libro “The little book that still beats the market” (“El pequeño libro que bate el mercado”).

Greenblatt es gestor del fondo de inversión Gotham Capital, profesor adjunto de la universidad de Columbia, escritor y también creador de una de las páginas webs de referencia para cualquier analista en potencia. De hecho, no es un charlatán que ha escrito un libro de soluciones mágicas y divagaciones variadas, sino que es un profesional que tiene el don de presentar temas muy complicados con una simplicidad que maravilla a cualquier amateur de la comunicación económica.

El objetivo de su fórmula “especial” es el de encontrar acciones empresariales que tengan las siguientes características:

UN PRECIO BARATO

POTENCIAL DE CRECIMIENTO

Casi nada.

Hay una multitud de analistas persiguiendo acciones mal etiquetadas, con precios de escándalo que tengan el aura de ganga para cualquier comprador. ¿A quién no le gusta comprar barato?

Por otra parte, Wall Street está obsesionado con el crecimiento, la burbuja de internet es un claro ejemplo. A principios del 2000 los accionistas perseguían a cualquier precio compañías que prometían barbaridades: instalación de comunicaciones por todo el mundo, ser el navegador más utilizado por todos los usuarios, colocar un ordenador de fabricación propia en todos los hogares y un largo etcétera. No pagaban dividendos alegando que todos los beneficios iban dirigidos a la reinversión y al crecimiento del negocio. Las acciones de una empresa con un buen potencial de crecimiento dan alas a la imaginación del inversor y permite hacer creer en un futuro muy próspero y lleno de beneficios.

Una cosa es creer, el otro ver.

1. ¿Como calculamos si una empresa es barata o cara?

Calculando el Rendimiento por Acción: Beneficios por Acción / Precio

Si una empresa distribuyera TODOS los beneficios entre los accionistas, ¿qué rendimiento obtendría sobre el pago inicial?

Actualmente los buenos depósitos, los bancos en campaña de recaudación, rinden alrededor de 4,5% de interés al cabo de un año. Es decir, un cliente ingresa 100.000 euros el 1 de enero. El día 31, según estipula el contrato, obtendrá un beneficio 4.500 Euros.

El caso de una empresa es un poco diferente. Esta genera beneficios que reparte entre las acciones que forman el capital. Suponiendo un capital de 100.000 acciones y un beneficio de 400.000 euros, los beneficios destinados a los inversores son 4 euros por cada acción (400.000 Euros / 1000.000 Acciones). Imaginando que las acciones se negocian en el mercado a 50 Euros, el rendimiento por acción es de 8% (4 Euros / 50 Euros). Un rendimiento más alto que el de un depósito, pero no nos engañemos, no es ninguna maravilla.

El objetivo del cálculo es conocer el rendimiento para encontrar empresas que superen el interés sin riesgo – el 4,5% -, y con suficiente margen o diferencia como para que en el caso de fluctuaciones de los mercados o errores en nuestros cálculos, la nuestra inversión no genere pérdidas.

Las acciones con un rendimiento por acción equivalente a 4,5% no nos interesan. Hay depósitos iguales o mejores que generan los mismos ingresos sin ningún tipo de riesgo.

2. ¿Como calculamos el potencial de crecimiento?

Calculando el Rendimiento por Activos: Beneficios / Activos de la Empresa

O lo que es lo mismo: el apalancamiento de los ingresos en función de los activos utilizados para generarlos.

¿Cuánto dinero ganaremos vendiendo libros si nos gastamos 50.000 Euros en una librería? Si el primer año conseguimos ganar beneficios netos de 10.000 Euros, el rendimiento de nuestros activos es de un 20% (10.000 Euros / 50.000 Euros).

Nos interesan las empresas que saben apalancar las inversiones. Tanto sea la generación de beneficios a partir de una pequeña inversión, como la generación de muchos beneficios aunque la inversión sea alta.

Con el cálculo del rendimiento por acción y el rendimiento por activos podemos comparar acciones. Haciendo la clasificación correspondiente podemos deliberar cuáles son las empresas que más rinden y más pueden hacerlo en un futuro. Las que combinan ambas características a la perfección son, según Greenblatt, las mejores del mercado.

Screeener formula mágica Joel Greenblatt

Screeener formula mágica Joel Greenblatt

Esta es la base de la teoría. Toda la historia con los detalles correspondientes los dejo para una lectura casi obligada del libro, también os adjunto un enlace a una web donde hay un pequeño programa que os realiza la selección de los valores que cumplen con este criterio en el mercado americano. y arriba tenéis el resultado del screener para compañias con una capitalización mayor a 50.000 Millones de dólares, muy pero que muy interesante.




Deja un comentario

*