Vaya Timo con las Preferentes

Vaya situación con las preferentes que durante esta crisis recientemente algunos bancos han optado por emitir con el fin de mejorar su situación de solvencia con rentabilidades en principio bastantes interesantes para los inversores como principal reclamo pero con la desagradable sorpresa para estos poco después de comprarlas de que habían perdido grandes cantidades de dinero.

De hecho podemos consultar el precio de estos activos en mercado y cotizan con unos descuentos del orden del 40 % con lo que todos aquellos inversores que pusieron su dinero en estos activos teoricamente de renta fija de repente al poco tiempo se encuentran con fuertes minusvalias.

Pero el colmo de la desdicha para estos inversores es que poco después como el Banco Sabadell que ha sido el primero y no me cabe la menor duda que otros muchos lo seguirán han comenzado a recomprar esos instrumentos emitidos con un descuento del 60 %.

Este desplome de las preferentes comenzó recientemente, ya que las preferentes son bonos donde las entidades se reservan la opción de amortizarlas en un plazo normalente de entre 5 o 10 años, opción que hasta hace poco siempre había sido ejercida hasta que Deutsche Bank no lo hizo al igual que otras entidades como el referido Banco de Sabadell.

Esta situación provocó una caida en las valoraciones de estos activos ya que pasaban de considerarse bonos 5-10 años a deuda perpetua, lo que ha provocado que muchas entidades no pudieran colocarlas en el mercado a institucionales pués tenían que ofrecer tipos de interés por encima del 10 %, eso les ha llevado a colocarlo con campañas comerciales muy agresivas entre sus clientes.

Las ventajas para la entidad en este tipo de recompras son muchisimas:

-Obtienen un beneficio del entorno del 60 % sobre el valor nominal, pues emitieron al 100 % y comprar al 40 %.

-Con esta operación disminuyen el Tier1 pero como generan beneficios estos se destinan a reservas aumentando el core capital que es el cimiento de solvencia fundamental en las entidades.

En pocas palabras, una gran operación para las entidades y una desastrosa inversión para sus clientes, se puede dar mas….
-




Deja un comentario

*