¿Dónde invertir con la economía en deflación ?

La situación la  economía  es de lo más incierta aunque yo tengo claro y mantengo la línea editorial de que esta crisis lamentablemente la única forma de solucionarla es a través de la inflación, es por ello que hago un seguimiento casi a diario de los datos macroeconómicos tanto a un lado como a otro del Atlántico para ver cuando se da el pistoletazo de salida pero estoy prácticamente al borde de la capitulación ya que tanto la evolución de la economía, como de la inflación o como los tipos de interés parece que nos cuentan todo lo contrario.

La verdad es que las medidas adoptadas en Europa no han ayudado en nada a esta forma de salida ya que hemos pecado de lentitud y visión desenfocada en cuanto a las causas de la crisis y todavía descansamos sobre la frágil sino ya imposible esperanza de que las deudas se pagarán, pero es que al otro lado del Atlántico que han llevado una línea macroeconómica más cercana a mis pensamientos a través de la QE1 y QE2 no termina de despertar el monstruo de la inflación sino que cada vez el paro es mayor y los precios de la vivienda caen más.

Cúal sera la situación que la mismísima FED que no para de echar leña al fuego del crecimiento económico por primera vez en su historia el pasado 9 de Agosto aseguró que va a mantener la política de tipos de interés “0” hasta la mitad  de 2.013, o sea a dos años vista nada más y nada menos.

La situación a la que nos enfrentamos es tremendamente incierta, ya que no existen precedentes de una situación similar.Ahora entenderéis por qué estoy a punto de tener una capitulación inflacionista ya después de lo comentado uno de los indicadores que más sigo son los TIPS (Treasury Inflation Protected Securities) que son un tipo de bono emitido por el Tesoro americano que nos protege con respecto a la inflación por lo que echando un vistazo nos podemos dar una idea de las expectativas de inflación existentes.

De los gráficos anteriores se entiende perfectamente mi situación de casi capitulación inflacionista, ya que en los últimos 30 años nunca han estado tan baja las expectativas de inflación, llegando que hasta un plazo de 12 años la inflación descontada por el mercado no es superior al 1,5 %.

Pero ¿qué ha fallado si la FED ha inyectado en la economía  el equivalente a dos veces el PIB de España o el 25 % de la economía de EEUU? Pues muy sencillo por un lado la FED no le ha dado realmente a la maquina de hacer dinero de  lo único que se ha encargado ha sido de comprar deuda del Tesoro de EEUU y prestamos respaldados por hipotecas, dándole liquidez al Estado y a las entidades financieras, pero el problema es que ni las estas tienen la confianza suficiente como para conceder préstamos ni los consumidores para pedir prestado por lo que los efectos de los esfuerzos realizados por la FED han quedado en agua de borrajas.

 El gran dilema ante el que se encuentra la FED es que se ha quedado sin armas para luchar contra la crisis, ya que al estar los tipos de interés en niveles cercanos a “0” y no habiendo funcionado las políticas de Quantitative Easing, el territorio en el que nos adentramos es absolutamente incierto y sobre todo deflacionario.

¿ Y ahora qué ¿

A mí siempre me gusta , y esto es defecto profesional, contemplar todos los posibles escenarios y este era uno que ni deseaba ni quiero , pero ¿ y si ocurre  tal y como descuentan los gráficos que tenemos encima de la mesa? ¿a qué nos enfrentamos ¿

Aunque a primera vista pareciera que la deflación beneficia al consumidor por la baja de precios, en realidad, ya que es una inflación negativa, es tan riesgosa (o más aún) para la economía como la inflación. Lo anterior sucede puesto que, si la caída de los precios persiste durante mucho tiempo, se genera un círculo vicioso difícil de romper: los comerciantes bajan sus precios, los consumidores dejan de comprar en espera de mayores descuentos, las compañías dejan de producir, lo que acentúa la depresión económica.

Una vez que la deflación se instala, es muy difícil salir de ella porque tiene un efecto directo sobre la mentalidad de la población que la alimenta: los consumidores dejan de comprar bienes de alto costo como automóviles o casas porque saben que cada vez serán más baratos. Si por ejemplo, usted planea comprar un automóvil valorado en $150,000, en tiempos de deflación sabe que lo más probable es que en 6 meses pueda adquirirlo por $140,000, así que pospone su compra, contrario a lo que ocurriría con la inflación. De este modo el círculo se vuelve prácticamente indestructible.

Entre las principales consecuencias negativas podemos destacar:

  •  Aumento del desempleo. Si las empresas se ven obligadas a bajar los precios de sus productos, tenderán a prescindir de sus empleados en un esfuerzo por mantener el negocio con la menor cantidad posible de pérdidas.
  • Baja en el valor de las propiedades. Puede suceder que en una deflación severa los bienes muebles e inmuebles tiendan a reducir su valor en el mercado. Por ejemplo, si gracias a un descenso en la demanda de automóviles, las agencias bajan sus precios, nuestro vehículo personal también perderá valor en el mercado. Lo mismo sucede o puede suceder con nuestras casas, terrenos, locales comerciales y otros bienes.
  • Incremento en el valor de las deudas. Si nuestros activos bajan de precio, en proporción, el balance de nuestros pasivos es mayor.

Pero vamos a lo que nos interesa, ¿ quié política de inversión debemos de seguir ¿ ¿ en qué activos podemos depositar nuestros ahorros? ¿ de que inversores debemos de  huir ¿ Independientemente de cada activo en periodos de deflación hay una máxima huye del endeudamiento. Y ya vamos a comenzar con las recomendaciones:

  •  Las inversiones en bolsa no tocarlas o hacerlo con cuidado:  por regla general en periodo de deflación estadísticamente no se han comportado de forma muy favorable, y dentro de estas por supuesto huir de las acciones de empresas muy endeudadas ya que en periodos de deflación la deuda en términos reales va aumentando su valor pudiendo arrastrar a la empresa a una situación imposible. Dentro del universo del mercado de renta variable invierte en grandes empresas muy diversificadas geográficamente, poco o nada endeudadas, con altos y sólidos dividendos y con una ventaja competitiva en su mercado, lo que yo denomino los World Dominators ( Mcdonald’s, Val-Mart, Microsoft, Google, Apple, Johnson & Jonson, Exxon Mobile, ect…..)
  •  Para mi la peor de las inversiones en estos periodos son los inmuebles ni con deuda ni sin ella, ya que te puedes ver atrapado en un activo cada vez con menor valor y sin liquidez.
  •  Olvídate de las deudas, haz un esfuerzo por intentar disminuirlas antes o durante estos periodos ya que pueden destruir tu solvencia financiera.
  • Por supuesto apostar por la liquidez ya que nos aporta flexibilidad y al mismo tiempo como consecuencia de la deflación vamos ganando poder adquisitivo.
  • Es obvio que una buena apuesta es la renta fija, pero con cuidado ya que hay que prestarle el dinero a empresas o Estados con un endeudamiento razonable y sobre todo diversificar.
  • En cuanto a los metales preciosos, para mí es una apuesta segura en periodos extremos tanto de hiperinflación como de deflación, aunque tradicionalmente siempre se le ha considerado un buen refugio durante periodos de inflación como contrapartida al valor fiduciario del dinero; pero la verdad es que si miramos la historia realmente lo que es un seguro frente a catástrofes financieras y tan grande es una catástrofe hiperfinflacionista como deflacionista, quizás sea ese el motivo por el que a pesar de las fuertes corrientes deflacionistas actuales es un valor al alza.
  • Las materias primas (Cobre, Zinc, Ect….), no son un buen refugio durante periodos de deflación ya que normalmente tienen mucho que ver con el crecimiento económico algo con lo que no nos vamos a encontrar durante periodos deflaconarios, en cualquier caso pueden tener movimientos erráticos como consecuencia de los movimientos demográficos y sobre todos con la evolución de los países emergentes.

Bueno pues con todo el dolor de mi alma y deseando terminar este artículo aunque reconozco que no puedo cerrar los ojos a la realidad de la economia, que actualmente si los políticos y gobernadores centrales no lo evitan va a ser deflacionario nos puede deparar un largo periodo social y económicamente muy duros, pero eso no quiere decir que no haya oportunidades de inversión y por si acaso aquí tenéis mis propuestas.




Deja un comentario

*