¿Dónde está la próxima burbuja ? Euforia en los Bonos

Aunque todavía retumben en nuestras mentes los tambores de la guerra financiera por la que todavía estamos atravesando como consecuencia de la crisis financiero-inmobiliaria que estamos atravesando, y que todavía no ha acabado ya que cada día aparecen nuevos cadáveres, las economías se encuentran casi heladas y los reguladores todavía están discutiendo la toma de medidas para evitar la próxima crisis, algo que nunca conseguirán pues es lo que llevan haciendo desde hace 100 años y no han conseguido acabar con este tipo de capítulos que cada cierto tiempo suelen repetirse.
Todavía que no sabemos si vamos o venimos creo que llega el momento de evaluar de dónde vendrá la próxima crisis, desde luego para que esta ocurra nos debemos de encontrar con excesos de valoración y por supuesto revalorización, y en estos momentos está bastante claro cuales son los activos que durante los últimos cuatro años y alguno de ellos desde hace casi 20 no hacen nada más que subir.
Además en estos momentos donde la inversión más popularmente pública como es la Bolsa, se encuentra en tierra de nadie ya que está muy lejos de los mínimos de Marzo de 2.009 pero también bastante alejados de los máximos de 2.007-2.008, ha surgido la necesidad de invertir la liquidez existente por lo que los inversores han girado sus miradas sobre activos que hasta entonces eran casi desconocidos: mercado renta fija, divisas y materias primas. Estas opciones no han sido evaluadas como alternativa de inversión sino más bien como un refugio ante la tormenta perfecta que estamos atravesando.
Los mercados en Deuda
Ante la duda la respuesta de la comunidad financiera por mayoria absoluta ha sido, INVERTIR EN BONOS , a lo que muchos os preguntareis pero ¿puede estar todo el mundo equivocado? y a lo que yo respondo con unas palabras de Soren Kierkegaard “un hombre solo puede equivocarse, la multitud siempre se equivoca” y siguiendo esa máxima y más cuando la respuesta es tan rotundamente únanime como meustra el siguiente gráfico no me queda otra que pensar que comprar deuda en estos momentos es comprar si no en máximo en la antesala de máximos.

O acaso ¿qué veis en este gráfico? Pues desde luego un mercado alcista como la copa de un pino que hasta la fecha todavía sigue siendo alcista, pero con un lígero mátiz no es un mercado alcista cualquiera sino probablemente el más duradero de toda la historia en los mercados financieros, ningún activo ha sido capaz de mantener esta tendencia durante casi 30 años.

¿Qué ha permitido esto? Pues lógicamente lo que estáis viendo en el grafíco por un lado la importante bajada de tipos de interés que se ha producido durante los últimos 30 años dónde los US T-Bonds 30 años han pasado de tener un tipo de interés de un 14,5 % al 2,5 %, y además otro ingrediente de psicología adicional que es la crisis que ha provocado el pánico y que la mayoria de invesores salgan despavoridos de todo tipo de activos y se refugien en la deuda soberana americana y alemana en busca de protección no de rentabilidad y dejando al margen los fundamentales. De hecho durante estos tres años hemos sido testigos de adquisiciones de deuda con tipos de interés negativo, o sea se paga por prestar dinero, o sea el mundo al revés.
Peros señores, despertemos un poco de esta subrealidad creada por nuestro pánico y miedo, que el mundo no se acaba, y si la FED y el Banco Central Europeo tienen los tipos a corto plazo al 0 % ¿ qué más pueden hacer ? y si pueden hacer algo que margen tienen a través de la curva de tipos . Pienso que en este activo como dicen en mi tierra el pescao está vendio y a otra cosa mariposa.



Deja un comentario

*