Francia y España las comparaciones en la economía siempre odiosas.

Las elecciones en Francia están en el momento culmen ya que el pasado domingo se produjo la primera vuelta y proximamente la segunda y la elección del primer ministro para los próximos cuatro años.

En estas elecciones los franceses se juegan mucho aunque parece que como suele ocurrir en los sistemas democráticos en la masa popular al finar predomina el menos común de los sentidos, pues el candidato de la izquierda Hollande de momento aventaja al actual primer ministro con propuestas como bajar la edad de jubilación, aumentar las subvenciones, subir los impuestos y las tasas, pisos para estudiantes y penalizar a los que realicen horas extras.

Lo cierto y verdad es que no me gustan ninguno de los dos candidatos ni sus propuestas pero las de nuestro amigo Sarkozy son menos demagogicas y ofrece mayor estabilidad. Para los que me conocéis os habréis dado cuenta de que me he apartado de la línea editorial de este blog ya que no suelo hablar de política y en este caso no va a ser una excepción, pues el objeto de este artículo no era ver cuál de los candidatos franceses era peor -cosa bastante complicada- sino llamar la atención sobre un fenómeno ocurrido durante las presentes elecciones de la mano principalmente del candidato Sarkozy que no ha perdido ocasión para dentro de su estrategia del miedo hacer uso y abuso de la situación económica de España con el fin de convencer al electorado francés, ¡ que pobre estrategia !.

 

Bueno esto son los políticos que nos gobiernan hoy en día, aquellos que han degradado la palabra polítcos hasta unos niveles de degradación y pobredumbre sin igual, y que han conseguido invertir el noble fin del servicio público a la sociedad al de una sociedad al servicio de lo público. Y no es para menos viendo como mienten y tratan al pueblo con una prepotencia e indolencia sublime, porque no se puede calificar de otra forma. Y si no que se lo digan a Sarkozy que se llena la boca mencionando a España sin reparar en la grave situación que atraviesa su propio país que es curiosamente considerado como el nucleo de Europa, porque se le supone un tamaño, una riqueza y una estabilidad, y nada más lejos de la realidad.

Para ello vamos a echar mano de varios gráficos de un estudio  de Credit Suisse de donde en principio se pueden sacar las siguientes conclusiones:

  • Francia es la segunda economia por variables macroeconómicas más parecida a Grecia.
  • Los costes laborales son de los más altos de Europa.
  • El comportamiento de los spreads de deuda se parecen más a los países periféricos que a Alemania.

 

Para empezar Francia es el país con mayor dependencia del Estado de Europa después de Dinamarca, representando casi el 56 % del PIB, lo cual nos puede dar una idea del grado de competitividad y eficiencia que puede tener su economía, al mismo tiempo que de debilidad si ese aparato se hace insostenible, y si no que nos lo digan a nosotros que las medidas de austeridad van a hundir nuestro PIB cuando el Estado solo representa un 43 %.

Por otro lado si en el caso de España uno de los causantes de la debilidad financiera ha sido la dependencia a de los inversores  exteriores y se considerado como alto que el 40 % de la deuda pública estuviera en manos extranjeras, no te digo nada en Francia con casi el 60 %, como los mercados se pongan nerviosos van a pasarlo realmente mal.

Y si Francia quiere realmente parecerse a los países del nucleo duro de Europa, no bastan con palabras o alardes electoralistas sino tienen que empezar con hacer más competitiva su economía y disminuir el sector público entre otras muchas cosas a parte de realizar gran cantidad de reformas para que el sector privado se convierta en el motor de su economía que a vista del gráfico que pongo abajo parece que está gripado, pues desde 2.003 en el que Alemania y Francia partían del mismo nivel de empleo en la franja de 15 a 64 años de edad, en los momentos actuales hay 8 puntos porcentuales en favor del primero.

Por lo tanto, las diferencias entre España y Francia no son tantas y sí que son muchas con respecto a Alemania por mucho que se empeñe el señor Sarkozy, y como los mercados fijen su objetivo sobre Francia creo que van a pasarlo realmente mal porque el hecho de que acompañen a Merkel no significa nada más que los alemanes necesitaban un acompañante de viaje pero por ello no mejora su situación económica y si no que le echen un vistazo a los gráficos de arriba.

Y nada señor Sarkozy mucha suerte……..




Deja un comentario

*