El ajuste deberá ser de 55.000 millones en lugar de 34.000 millones según Funcas

El director de Coyuntura de la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas), Ángel Laborda, ha asegurado que el ajuste fiscal que tendrá que llevar a cabo la economía española para reducir el déficit público al 5,3% tendrá que ser de 55.000 millones de euros y no de cerca de 34.000 millones como calculan algunos analistas. Durante la presentación de la nueva revista de la Fundación, ‘Spanish Economic and Finantial Outlook’, Laborda ha explicado que éste será el coste de las medidas que tienen que implementar los diferentes gobiernospara cumplir con los nuevos planes de consolidación fiscal, no solo la administración central.

Laborda no ha querido decir si el ajuste se tiene que realizar con medidas de recorte del gasto o de aumento de ingresos, aunque el director de Funcas, Carlos Ocaña, ha admitido que el retoque que piensa hacer el Gobierno en el Impuesto de Sociedades “claramente no será suficiente”. “No puede ser el único elemento a tener en cuenta”, ha dicho. Laborda ha repasado el actual contexto económico y ha asegurado que el PIB caerá de nuevo “en el entorno del 0,3%” en el primer trimestre del año, lo que confirmaría la entrada en recesión de la economía española, que ya se contrajo un 0,3% en el último trimestre de 2012.

Esta tasa es mejor que la que Funcas esperaba anteriormente (una caída de siete u ocho décimas) gracias a que los mercados exteriores han evolucionado mejor de lo previstoen la primera parte del año y a que el ajuste fiscal “tan duro” que hay que hacer en 2012 no se ha percibido “en toda su magnitud”. En cualquier caso, Laborda ha recordado que las previsiones de la Fundación estiman un descenso del PIB del 1,7% este año, igual que el que plantea el Gobierno, y un regreso a tasas positivas en 2013, con un incremento del PIB del 0,2%.

Las cifras del año 2012, según Laborda, responden a varios factores entre los que destacan lacrisis de deuda soberana que viene la zona euro, la crisis propia que atraviesa el sistema financiero español que impide que circule el crédito y la absorción de la crisis del sector inmobiliario, que aún no ha terminado. Asimismo, el ajuste es consecuencia del proceso de devaluación interna que vive la economía española, el desapalancamiento de todos los sectores de actividad, el problema que supone el precio del crudo y, en gran medida, del ajuste fiscal necesario para reducir el déficit desde el 8,5% de 2011 al 5,3%.

En este sentido, Laborda ha explicado que cada punto de déficit que se recorta tiene un impacto negativo de seis o siete décimas en el PIB, de forma que recortarlo en 3,2 puntos, como plantea el Gobierno, tiene un coste de entre 2 y 2,5 puntos, que es lo recoge la Fundación en sus previsiones.

OPTIMISTAS CON LA REFORMA LABORAL

En este contexto, Funcas estima que la tasa de paro no bajará del 24% hasta el 2014 y cerrará el 2012 en el 24,2%, una cifra inferior a la que plantea el equipo económico de Mariano Rajoy, (24,3%), ya que la Fundación prevé una tasa menor de destrucción de empleo este año (3,4% frente al 3,7%) gracias a la reforma laboral.

En este sentido, el director de Coyuntura de Funcas ha explicado que el nuevo texto normativo puede hacer más intensiva la mano de obra en producción al equilibrar los ajustes de las empresas, de forma que no recaigan solo en la plantilla y acentúen más la moderación salarial.




Deja un comentario

*