En Japón está la solucion para la crisis de la economia.

He encontrado un vídeo que al final de la presente entrada he pagado de un prestigioso economista de Nomura, Richard Koo que nos da una visión de la crisis, que al venir de un ciudadano japonés con una visión privilegiada de la economía nipona tiene especial valor por lo que podamos aprender de una crisis que tiene unas conotaciones muy parecida a la que actualmente estamos viviendo.

De este video se pueden extraer las siguientes conclusiones que quizás estén muy alejadas de los caminos en la actualidad están adoptando las economías occidentales ya que una crisis de deuda siempre sucede como consecuencia de la explosión de una burbuja de valoración de activos que lleva consigo a que el valor de estos disminuya drásticamente y provoque que la deuda que financia estos tengo un valor muy próximo o superior a este.

Esto conlleva a que casi todos los agentes económicos se fijen como objetivo no la maximización del benificio sino la disminución de la deuda, con el agravante de que baja la demanda de créditos y sube el ahorro y pago de deudas, y esto produce un efecto negativo sobre la demanda agregada haciendo que el PIB disminuya en el importe de esos ahorros y repago de deudas a pesar de tener unos intereses en mínimos.

Y aquí es donde viene el aviso a navegantes por parte de Richard Koo, y no es otro que recomienda que la consolidación fiscal no comience hasta que el sector privado recupere su ansia por el crédito  mientras tanto esta demanda debe de ser suplida por los Estados tal y como ocurrió en Japón donde el gobierno gastó el exceso de ahorros que el sector privado no demandaba via crédito y esto le permitió mantener el PIB en crecimiento en términos reales lo cual es fundamental.

La historia de Japón como lamentablemente ha sido muy larga ha habido experiencias de todo tipo, y también se les ocurrió a ellos como en estos momentos en los países occidentales la idea de intentar frenar el aumento del endeudamiento público generado por la batería de medidas anticrisis adoptadas por todos los países y ante todo estos temores emprendieron planes de consolidación fiscal en dos ocasiones en 1.997 y en 2.001, y las consecuencias fueron totalmente contraproducentes ya que generaron menos ingresos fiscales  y al final se produjo un incremento del déficit público que era precisamente lo que se intentaba mitigar con estas reformas.

El siguiente gráfico es muy significativo y muestra la necesidad de mantenimiento de los estímulos fiscales por parte de los gobiernos si se pretende mantener el pulso de la economía, ya que en caso de una retirada demasiado prematura puede provocar una caída del PIB lo cual podría ser un verdadero drama,  debido a que el sector privado se encuentra ocupado en desapalancarse y ni con tipos de interés muy bajos tomará el releve del Estado.

Además las crisis financieras se pueden catalogar en cuatro tipos dependiendo de si tienen un carácter sistemático o local y si existe una demanda de crédito normal o no; y los remedios son bastante claros según la experiencia histórica y en este caso en que nos encontramos ante una crisis de tipo sistemática y con una demanda de crédito bajo mínimos la única solución es la ampliación de la base monetario y esto es lo que justifica los Quantitative Easing promovidos por Bernanke.

Un ejemplo claro de aplicación de este tipo de políticas lo encontramos en la Gran Depresión de los años 20 donde como podemos ver en el gráfico de abajo, los efectos de la crisis financiero llevaron consigo un aumento de los depositos bancarios los cuales fueron absorbidos por el sector público que pasó de tener un crédito en 1.933 de 8.000 Millones de Dolares a casi el doble en 1.936, pero se consiguió como podéis ver en el gráfico de abajo la cuadratura del circulo pues se duplicó el gasto público sin aumentar el déficit.

Por lo tanto por si faltara poco y ante gran cantidad de críticas existentes en la actualidad por las decisiones agresivas tomadas por Bernanke como Presidente de la FED, aquí os dejo este documento que a mí personalmente me ha dejado muy sorprendido ya que yo era de los que pensaban que se tenían que implementar lo antes posible reformas presupuestarias sin embargo la fuerza de la experiencia y el conocimiento de la economia de Richard Koo desde Japón nos demuestra que las medidas adoptadas en EEUU tienen todo el sentido del mundo y que el camino en cualquier caso es lento y donde la experiencia dice que los tipos no se normalizarán al alza en 30 años; todas las otras alternativas y planes de austeridad no quiere decir que sea una línea equivocada sino que parece ser que no hay experiencia y quizás sea mejor que más vale malo conocido que bueno por conocer.

Os pego más arriba para el que quiera entretenerse el vídeo donde Richard Koo explica de forma más ampliada sus tesis económicas.




Deja un comentario

*