Los cisnes negros para 2.010.

Lo que veis en la foto es un cisne negro, hecho absolutamente desconocido y por lo tanto altamente improbable para todos los habitantes del hemisferio norte, por una simple razón porqu nuestra limitada experiencia nos indica que no existen y que estos son blancos, pero sin embargo en Australia existen estos ejemplares de cisne.

En base a esta metáfora el profesor linabes-americano Nassin Taleb escribió su best-seller “El Cisne Negro” en el que lo define como un hecho fortuito que satisface estas tres propiedades: gran repercusión, probabilidades imposibles de calcular y efecto sorpresa. En primer lugar, su incidencia produce un efecto desproporcionadamente grande. En segundo lugar, tiene una pequeña probabilidad pero imposible de calcular en base a la información disponible antes de ser percibido el hecho. En tercer lugar, una propiedad nociva del “cisne negro” es su efecto sorpresa: en un momento dado de la observación no hay ningún elemento convincente que indique que el evento vaya a ser más probable. Desde luego, estas propiedades no son ajenas a las crisis financieras que vivió el autor cuando se ganaba la vida como operador bursátil.

Buenos pues todo esta pequeña introduccion es para informaros de los 10 cisnes negros que preveen los operadores de Saxo Bank para 2.010:

1. Los diferenciales de los Bunds alemanes caerán hasta el 2,25%. Las fuerzas deflacionistas y una política monetaria excesiva reducirán el diferencial sobre los Bunds alemanes y otros títulos de deuda pública cuando los inversores en títulos estatales de renta fija opten por no aceptar la “historia de crecimiento” que cuenta el mercado de valores. Creemos que el bono alemán a 10 años podría verse empujado de 122,6 hasta 133,3 hacia finales de año en una huida general hacia la excelencia.

2. El VIX caerá hasta 14 Los mercados muestran el mismo tipo de autocomplacencia hacia el riesgo que en 2005-2006. Si bien el Índice de Volatilidad VIX cotiza a la baja desde octubre de 2008, esta situación podría llevar al VIX a registrar un movimiento bajista desde el nivel de 22,32 hasta 14 cuando las horquillas de cotización se reduzcan y la volatilidad implícita en las opciones disminuya.

3. El yuan chino se devaluará en torno a un 5% frente al dólar estadounidense. Los esfuerzos de las autoridades chinas por detener el crecimiento del crédito y evitar los préstamos incobrables, junto con la creación de varias burbujas de crecimiento, podrían destapar en última instancia que el modelo de crecimiento chino fundamentado en la inversión es deficiente. La capacidad masiva de ahorro china y la coyuntura económica podrían ser un factor determinante en la devaluación del yuan frente al dólar.

4. El oro caerá hasta los 870 dólares en 2010 pero alcanzará los 1500$ en 2014. El fortalecimiento general del dólar podría romper el respaldo del último elemento especulativo del oro. Si bien somos de la opinión de que el oro experimentará subidas a largo plazo (creemos que podría alcanzar los 1500 dólares en un plazo de cinco años), esta negociación parece haberse vuelto muy sencilla y estar demasiado extendida como para hacerse efectiva a corto plazo. Una corrección significativa en torno al nivel de 870 dólares podría desplazar a la comunidad especulativa y situar al metal en una tendencia alcista a largo plazo.

5. El cruce entre el dólar y el yen alcanzará el nivel de 110.Si bien la tendencia bajista del dólar proviene de unas políticas fiscales y monetarias irresponsables, consideramos que el billete verde puede recuperarse repentinamente en 2010 puesto que el ‘carry trade’ del dólar ha resultado muy sencillo y obvio durante demasiado tiempo. Al mismo tiempo, el yen no es fiel reflejo de la realidad económica de Japón, que lucha contra una deuda excesiva y una población que envejece a gran velocidad.

6. Un posible tercer partido en EEUU debido al desacuerdo de la opinión pública estadounidense. El descontento con los actuales representantes políticos se aproxima a los niveles de 1994 y de 2006 como consecuencia de los rescates y del desacuerdo generalizado con los dos principales partidos. Una apuesta por un cambio real de los votantes estadounidenses podría fomentar que un tercer y nuevo partido se convirtiera en un factor decisivo en las elecciones de 2010.

7. El Fondo de Reserva de la Seguridad Social estadounidense en bancarrota. Realmente no estamos ante una terrible predicción sino ante una certeza actuarial y matemática. Lo que la hace terrible son los impuestos y las tasas destinados a la Seguridad Social que se han estado despilfarrado durante tanto tiempo. Parece que 2010 será el primer año en que los desembolsos de un Fondo vacío tengan que financiarse en parte por el Fondo General del gobierno federal. Es decir, la trampa presupuestaria, en realidad un “fondo” sin fondos, podrá observarse por primera vez. Una parte del gasto que se derive de la Seguridad Social se financiará mediante impuestos más altos, más crédito o más emisiones.

8. El precio del azúcar caerá un tercio. A pesar del reciente repunte de los precios provocado por la sequía que se ha vivido en la India y las intensas lluvias que ha sufrido Brasil, la curva de valor futuro ya indica una tendencia bajista significativa más allá de 2011, por lo que la vuelta a unas condiciones meteorológicas normalizadas en 2010 hará del azúcar una de las materias primas menos atractivas. Además, el elevado precio del etanol (que está correlacionado con la demanda de azúcar) ha llevado tanto a Brasil como a Estados Unidos a reducir el contenido de etanol en gasolina en cinco puntos porcentuales, con lo que en consecuencia ha disminuido la demanda de azúcar.

9. El índice de pequeña capitalización del TSE aumentará un 50%. Los resultados de las compañías de pequeña capitalización en el Nikkei no han sido buenos, si bien de sus datos fundamentales se desprende que estamos ante un “índice ganga” respecto de las compañías de alta capitalización. Con un precio contra valor contable de sólo 0,77 y teniendo en cuenta que sólo el 12% del índice está compuesto por valores financieros, se convertirá en un índice más barato. Con unas cifras de PIB positivas en 2010, este índice podría perfectamente sorprender al alza.

10. La balanza comercial de EE.UU. pasará a cifras positivas por primera vez en 34 años. La última vez que la balanza comercial estadounidense fue positiva fue por poco tiempo en 1975 tras una amplia caída del USD, tras la crisis del petróleo. De nuevo, el USD está lo suficientemente barato para estimular las exportaciones estadounidenses y castigar las importaciones. La balanza comercial ya ha mejorado algo, si bien un cambio lleva tiempo y requiere impulso, por lo que no descartamos la posibilidad de que la balanza comercial arroje datos positivos durante uno o varios meses en el 2010.

Vamos a complementar esta relacion con la lista de 10 Sorpreas para 2.010 elaborada por el banco de inversión UBS:

Buena Suerte y Felices Plusvalias.




Deja un comentario

*