España, S.A , una empresa camino a la quiebra.

En la medida en que la mayor parte de los lectores de este blog me constan que tienen relación con sector privado y más en concreto de las finanzas, voy a realizar algo que deseaba hacer desde hace mucho tiempo pero por compromisos profesionales no encontraba el momento de tranquilidad para enfocar este trabajo.

El objeto de este artículo no es otro que analizar el sector público desde una óptica empresarial, y para ello antes de nada tenía que hacer un trabajo previo de recopilación de información histórica bastante tedioso que me ha hecho ir retrasando este artículo durante varios meses, pero bueno al fin ha llegado el momento.

Este es un ejercicio que para muchos es bastante costoso de hacer ya que al Estado en ningún caso se ve como una empresa sino como una entidad que se dedica a suministrar servicios públicos a los ciudadanos a través de los distinto ministerios, comunidades autonomas, ayuntamientos, ect.. pero al fin y al cabo se trata de una organización que  percibe unos ingresos a cambo del suministro de una serie muy amplia de servicios.

Antes de nada os dejo un resumen de las cuentas públicas de los últimos años, aunque cuento con históricos mucho más amplios:

267screenshot.

La caída de Ingresos tampoco es para tanto

Empezamos por el capítulo de ingresos que como vemos en la tabala arriba indicada desde el máximo alcanzado en el 2.007 han caído en 51.000 Millones de Euros, pero es que estamos tomando como referencia un año explosivo como fué el 2.007 donde estos ingresos se incrementaron desde 2.006 en tan solo un año en 33.000 Millones de Euros. Por lo tanto a la hora de dimensionar una empresa y esto es de todos conocidos hay que tener en cuenta la sostenibilidad de los ingresos y en este caso, estos ingresos a todas luces eran insostenibles sino que tenían un componente más extraordinario que ordinario.

Por lo tanto lo que debemos es normalizar esta cifra de ingresos para lo cual he calculado el promedio de los últimos 6 años 2.003-2.008 para lo cual he sido muy generoso ya que he tenido en cuenta solo años de boom económico y en la serie he incluido dos años que bajo mi punto deberían de haber sido excluidos por su componente extraordinario como son 2.007 y 2.008. En cualquier caso y siendo benévolos con el papá Estado he seguido este criterio aunque no se el más ortodoxo en términos económicos y el resultado es de unos ingresos de unos 370.000 Millones de Euros, cuando en estos momentos cerramos 2.012 con 382.000 Millones de Euros.

268screenshot.

Por lo tanto la conclusión, es que la caída de ingresos en términos normalizados tampoco ha sido para tanto. Dentro de los tres capítulos analizados el que más ha caído ha sido la recaudación de impuestos que desde máximos  casi un 35 % -como es lógico-, las cotizaciones sociales se encuentran prácticamente en los mismos niveles y los Impuestos sobre la producción una reducción de tan solo un 10 %, pero en todos los casos la recaudación se encuentra por encima de los niveles existentes en 2.005 cuando España crecía a tasas del PIB del 3,6 % y el paro estaba por debajo del 10 %.

266screenshot.

Evidentemente esta ligera caída de ingresos podría haber sido mucho peor a tenor de lo sucedido en términos económicos en nuestra economía. El mantenimiento de los ingresos ha sido a costa de los ciudadanos que nos hemos visto sorprendidos por un Gobierno obsesionado con las subidas de impuestos, “30 subidas de impuestos en 16 meses” nunca antes se había visto tal velocidad impositiva en una economía.

La respuesta a la situación: un desastre en la gestión de los gastos

Evidentemente sino son galgos son podencos, y en el mundo empresarial si tenemos una situación desastrosa en la cuenta de resultados y no es culpa de los ingresos, ineludiblemente es una cuestión de mala gestión de los gastos corrientes y de optimización de la dimensión del Estado en relación a sus ingresos.

269screenshot.

En este gráfico se ve claramente que España desde el año 1.996 y durante 12 años de forma consecutiva el gasto entró en un espiral alcista, y a unas tasas de crecimiento cada vez mayores; que  incluso en plena crisis durante los años 2.008 y 2.009 llegó a crecer un 16 %. Por lo tanto queda claro que aquí lo que ha habido ha sido una irresponsabilidad por parte de los políticos que han sufrido una borrachera financiera deurante los últimos 12 años que han llevado a este país a una estructura de gastos fijos muy por encima de nuestra capacidad de financiación vía ingresos salvo que estos siguieran creciendo sine die.

270screenshot.

Por partidas el comportamiento ha sido tremendo, ya que los sueldos durante los últimos nueve años han aumentado en casi 45.000 Millones de Euros (+57 %), las subvenciones en 16.000 Millones de Euros(+42 %) y Otros Gastos en 60.000 Millones de Euros (+100 %). Hemos vivido en una orgía y borrachera de gasto público sin igual durante los últimos 9 años y el  problema tiene tan fácil solución como retroceder al nivel de gasto de 2.005 que aunque suena cercano supondría un recorte de gasto de 100.000 Millones de Euros y con estas cifras tendrías superavit de 32.000 Millones de Euros, o sea que no se trata  de desmontar los cimientos del Estado pero sí corregir el exceso ocurrido durante los últimos años.

271screenshot.

Lo grave del asunto, con todo,  no es que el gobierno de Mariano Rajoy haya errado en la dirección de su política económica(subida impuestos y no recorte del gasto público ) sino que en su última comparecencia siguen interesados en reincidir en la misma dirección  que por cierto no está dando ningún resultado. Este equipo muestra gran valentía por el lado  de los impuestos pero nada por el lado del gasto, de hecho en 2.012 los gastos han aumentado casi un 4 % (refinanciación bancaria), si excluimos este último concepto no ha habido  aumento pero tampoco disminución y de lo que estamos faltos es de recortes ya que el sistema no puede seguir manteniendose a base de deuda.

El drama de la Deuda o el gran aliado del Gobierno.

Una deuda que ya ha alcanzado el nivel del 84 % sobre el PIB y que en valor absoluto ya ha alcanzado los 884.000 Millones de Euros cuando hace tan solo 5 años era de 382.000 y representaba un 36 % del PIB, parece increible la falta de reflejos por parte de los políticos que lejos de reaccionar y ajustar el gasto del Estado durante ese tiempo han seguido engordando este capítulo hasta llevar a España a una situación de casi bancarrota desde una posición financiera absolutamente privilegiada.

El problema de la deuda ya no es solo su devolución sino que poco a poco la partida de gastos financieros va adquiriendo un protagonismo inusitado, de hecho en estos momentos la factura financiera alcanza un nivel de 31.000 Millones de Euros lo cual representa un 8 % de los ingresos con un coste medio de 3,54 %, cuando hace tan solo 5 años apenas alcanzaba los 15.000 Millones de Euros, todo esto con unos tipos de interés artificialmente bajos gracias al apoyo del Banco Central Europeo.

Si los tipos de interés se fueran a unos niveles normales y acorde con la situación financiera de España 5 % o 7 % nos llevaría a una situación imposible para la devolución de la deuda. Ya que recuerdo que para estabilizar la situación financiera de España, S.A sería necesario conseguir un superávit primario igual al tipo de interés que se está pagando entorno al 3,54 %; esto supondría hacer un esfuerzo de 105.000 Millones de Euros nada más y nada menos; y estoy hablando de mantener los niveles actuales de deuda no de disminuirla, esto es bastante representativo de la situación de nuestro país.

La deuda de España SA está empezando a entrar en el punto de no retorno. Suponiendo que algún día España SA vuelve a generar el Ebitda que tenía en el maravilloso 2007, hoy tardaríamos 37 años en devolver nuestras deudas pero el problema es que durante 2.013 la situación suma y sigue sin aparente punto de retorno.

 La Solución

Bueno aquí se ha optado como ha quedado aclaro a lo largo de la exposición en reducir el déficit a través de reducción del capítulo de las inversiones públicas y sobre todo subiendo impuestos, el problema que está generando esto es un circulo vicioso en el que la actividad económica se sigue deteriorando y por lo tanto finalmente lo que hay que hacer es recurrir cada vez a más deuda. Esto nos lleva a una trampa de deuda, tal y como explicó en su momento David Ricardo.

Este insigne economista decía que el gobierno puede financiar su gasto mediante los impuestos cobrados a los contribuyentes actuales o mediante la emisión de deuda pública, ambas cosas ocurren en la actualidad pero en la medida en que la economía no despunta se tiene que recurrir a la deuda como solución menos traumática pero claro esto en teoría es pan para hoy y hambre para mañana, aunque David Ricardo explica que esto supone aplazar subidas de impuestos para el futuro pues la deuda hay que pagarla.

¿Cúal es el problema? Pues muy sencillo, Ricardo explica que aunque los ciudadanos tienen más dinero hoy, no son tontos y saben que tendrán que pagar impuestos mayores mañana y por lo tanto en vez de consumir lo que hacen es ahorrar para pagar los impuestos futuros. La conclusión es que este mayor ahorro por parte de los consumidores compensaría exactamente el gasto adicional del gobierno, de modo tal que la demanda agregada permanecerá sin aumentar y la política fiscal sería ineficaz para crear empleo. Justo lo que está ocurriendo.

277screenshot.

De esta crisis no vamos a salir mañana, es probable que no consigamos estabilizar la deuda hasta dentro de 3-5 años, lo cual nos supondrá asumir un coste financiero de al menos 200.000 Millones de Euros, cantidad que podría haber sido menor si se hubiesen tomado las medidas adecuadas en la dirección de fomentar el crecimiento, como ha ocurrido en EEUU que tiene un problema de deuda tremendo pero lo tienen claro sin crecimiento no hay nada y están aunque discretamente mejorando el PIB desde hace muchos trimestre; el resultado lo tenéis en el gráfico de arriba donde véis como se está corrigiendo el déficit, y lo más importante con una contribución negativa en el PIB del sector público como veis en el gráfico de abajo. En España hemos optado por el camino fácil, menos doloroso a corto plazo , pero largo en el tiempo. 

278screenshot.
Cortar el gasto corriente de ráiz en un 10 % es algo complicado pero necesario y no debemos de perder el horizonte con el fin de hacer a España, S.A una empresa solvente y lejos de recurrir a lo más fácil, como se ha hecho hasta ahora, de subir impuestos lo que hay que hacer es reducir el gasto público y empezar de forma inmediata por  quitar de un plumazo las empresas zombies vinculadas a la Administración, las Subvenciones que no hacen más que distorsionar la formación de los precios y parte del aparato político, ect…Esto generará descontento y aumentará el paro pero costará menos mantener la Administración, disminuirán las expectativas de subidas de impuestos, disminuirán los tipos de interés y empezará a llegar el crédito a empresas y familias no como hasta ahora que hasta el último euro ha ido a la Administración….y con suerte empezaremos a crecer. Retrasar la solución ya sabemos cuales son las consecuencias que en resumen no es otra que poner encima de las cabezas de las futuras generaciones una losa difícil de soportar, ya que tendrán que redoblar sus esfuerzos para mantenernos.

Mantener la actual Administración es engañarnos a nosotros mismos  y condenar a nuestros hijos y nietos que no tienen ninguna culpa de lo que ha ocurrido.




Deja un comentario

*