La CAM y el papel lo aguanta todo.

Para que nos demos cuenta del momento surrealista en el que vivimos bancariamente hablando, y de lo irreal de la situación no tenemos nada más que remontarnos al pasados Viernes 16 de Julio, momento en el que se daban los resultados de las pruebas de stress realizadas por el Banco Central Europeo. En ese momento se ofrecieron los resultados de las entidades que necesitaban inyecciones de capital ya que no cumplían con los niveles mínimos para asegurar su solvencia de cara a la situación adversa de la crisis.

En total, los bancos que no pasaban las pruebas de solvencia necesitaban un capital adicional de 2.500 millones de euros, pero el Banco de España ha querido dejar claro que ninguna de las entidades españolas que han suspendido necesitarán aumentar capital.

Acto seguido al Consejo de Administración de la CAM con el beneplácito del Banco de España no se le ocurre otra cosa que emititir la siguiente nota de prensa donde indicaban que la entidad no necesitaba ninguna aportación de capital.

 

 

Y una semana justo después el Banco de España interviene la Entidad, evaluando unas necesidades financieras de 2.800 Millones de Euros más de lo que supuestamente según la máxima autoridad financiera de nuestro país necesitaba todo el sistema financiero español según los resultados emitidos por la EBA.

La verdad es que el embrollo no es pequeño ya que esta forma de actuar genera múltiples interrogantes sobre la garantía de las instituciones que teóricamente nos protegen ya que en este pequeño sainete han intervenido con cierta complacencia y rozando el delito penal no sólo el Consejo de Administración de la CAM, sino el Banco de España e incluso la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Ya que una vez intervenida la CAM empiezan a surgir los primeros datos y no dejan de sorprendernos ya que a parte del agujero de 2.800 millones de Euros, analizando sus cuentas se puede ver que un 25 % de su balance son créditos al sector promotor lo cual significa unos 17.350 Millones de Euros y no solo eso ya que la entidad no se conformó con conceder  crédtios de una forma sobreponderada al sector promotor sino que no satisfechos con ello se lanzó también a participar directamente en el negocio a través de la participación en nada más y nada menos que 70  sociedades cuyo objeto social es la promoción inmobiliaria.

La cuantía del agujero es algo totalmente desconocido y seguramente el Banco de España es el úncio que puede tener una aproximación al problema, pero lo que desde luego no va a ser son 2.800 Millones de Euros por la sencilla razón que la CAM declara en el tramo de crédtos al promotor una mora de tan solo un 9,47 % cuando la media en España es del 14 % y hay algunas entidades que han declarado hasta un 25 % de mora.

Por si faltara poco Analistas Financieros Internacionales en el proceso de creación del Banco Base de donde fué expulsada la CAM habían evaluado una pérdida en la cartera crediticia de esta entidad del orden de 6.046 Millones de Euros.

Por ello si tenemos en cuenta que CAM cuenta con unas dotaciones genéricas de 4.344 Millones de Euros, habría un desfase adicional de aproximadamente 1.700 Millones de Euros que se sumarían a los 2.800 Millones de Euros ya inyectados para cumplir con los requisitos mínimos de capital.

En resumen, hemos pasado en tan solo 15 días de una entidad que según su Consejo de Administración no necesitaba ninguna inyección de Capital a otra que necesita 2.800 Millones para cumplir con los requisitos mínimos de solvencia y probablemente tenga un desfase patrimonial de como mínimo 1.700 Millones de Euros ¿ dónde estamos y a dónde vamos ?




Deja un comentario

*