La CAM y el requiém por una pesadilla política.

Independientemente de la deteriorada situación económica causa por un exceso de crédito desde los años 70 y muy especialmente durante los últimos 20 años, el origen de este problema se encuentra en el mantenimiento de unos tipos artificialmente bajos forzados por el oligopolio ostentado por el Banco Central Europeo al servicio de los intereses de Alemania.

 

Independientemente de este pequeño resumen de la crisis actual, en el caso de España han desempeñado un rol crítico la figura de las Cajas de Ahorro cuya única diferencia con respecto a los Bancos es que están dirigidas por personas que no se juegan su propio dinero, esto parece un motivo un poco superficial pero es fundamental para entender la forma de funcionamiento de este tipo de entidades que se encuentran sometidos a los distintos grupos de intereses que rodean a la entidad –políticos, sindicatos y clientes–, y lejos de perseguir la creación de valor para sus accionistas, se concentran en emplear los recursos de la caja para el latrocinio personal, convenientemente camuflado tras la palabrería de innobles “objetivos benéfico-sociales”.

 

Y evidentemente este pequeño matiz marca una gran diferencia como suele ocurrir en la vida y para ilustrarlo os pongo unos datos que extraje durante el primer trimestre de 2.010 y que a día de hoy se hace todavía más notoria::
1) Las Cajas están peor capitalizadas. Con unos niveles de morosidad, en valor absoluto, algo superiores a la banca, a Abril del 2010 los Fondos Propios de las Cajas sumaban unos 64 mil  millones de euros con unos creditos concedidos de 829.000 Millones de Euros contra unos 107 mil millones de euros de fondos propios de la banca, pero con la gran sorpresa de que el volumen de créditos es muy similar 839.000 Millones de Euros con lo que su solvencia es  un 40 % menos y por lo tanto su capacidad de dotaciones.

 

2) Los resultados de las Cajas de Ahorro se están deteriorando mucho más rápido. En 2007 obtuvieron un beneficio de 11.013 M€. En 2009 el beneficio agregado se había quedado en 3.047 M€ una caída del 72%. Para acabarlo de arreglar en los 4 primeros meses del 2010 continúa la caída de resultados, de momento un -56% respecto al mismo periodo del año anterior. En la Banca, la caída de resultados de momento ha sido más moderada. En 2007 sumaban 13.288 M€ de beneficio. En 2009 este cayó hasta los 9.409 M€ (una reducción del 30%). La caída sin embargo continua, en los primeros 4 meses del 2010 el resultado agregado de la banca se ha reducido un 30% respecto al mismo periodo del año anterior.

 

El principal problema surgió hace unos años y exactamente cuando las Cajas dejaron de ser Cajas, ya que estas instituciones fueron creadas en el siglo XIX como complemento de los montes de piedad que habían sido creados cien años antes y cuyo principal objetivo era el retribuir y fomentar el ahorro de las clases trabajadores para que pudieran hacer frente a gastos imprevistos o su jubilación, no contemplándose en sus Estatutos la posibilidad de obtener beneficios.

 

Este era un movimiento que hacía contrapeso a la actividad de los bancos que en aquel entonces estaban centrados en la financiación empresarial y en las clases más pudientes pero de la mano del siglo XX y del gran desarrollo de los economías occidentales y concretamente de la mano de el Decreto-ley de 1929 se crea la Obra Social y Cultural de las Cajas de Ahorro, pasando estas instituciones de la beneficencia a la filantropía y por lo tanto a la maximización del beneficio aunque no repartan dividendos y siendo dirigidos por los políticos de turno.


Ya ciñéndonos a la actualidad más rabiosa esta semana la última entidad en caer ha sido la Caja de Ahorros del Mediterráneo ya que el FROB ha acordado inyectar 2.800 millones de euros mediante la suscripción de acciones y otorgar una línea de crédito por 3.000 millones de euros de disponibilidad inmediata al grupo para aseegurar su liquidez, o sea en pocas palabras que el agujero existente en esta entidad debemos de pagarla entre todos los ciudadanos.

 

Pero esto no es nada nuevo ya que estos políticos que han llevado a la entidad a una situación insostenible, esos mismos en Marzo los responsables políticos en Valencia que tenían representación en el consejo de la CAM, hicieron público que aquí no había pasado nada que todo estaba dentro de la normalidad. Bueno no todos debían opinar igual ya que Joan Devesa Martínez, representante de la Generalitat valenciana en la asamblea de la CAM vendió el pasado 24 de Marzo su inversión en las cuotas participativas en la esas mismas que actualmente van a ser compradas con un descuento del 20 %.Que cada uno piense lo que quiera.




Deja un comentario

*