La vivienda es más asequible, hay que destinar un 27,5 % del salario.

El porcentaje medio del salario que es preciso destinar cada mes a costear la compra de la vivienda se ha situado en el 27,5% a cierre del primer semestre del año, según datos del Banco de España que recoge Europa Press.

Esta tasa es un punto y medio porcentual inferior a la del 29% que el pago de la hipoteca requería a conclusión de los tres primeros meses del ejercicio.

Además, se trata de la menor tasa que el esfuerzo financiero para comprar un piso registra desde la conclusión de 2010, según los mismos datos del antiguo banco emisor. También está por debajo del ratio del 33% que las entidades estiman como el máximo que una familia puede asumir sin dificultad.

No obstante, en caso de descontar las deducciones fiscales, el porcentaje de renta que se necesita al cierre de junio para financiar el piso se eleva hasta el 34,1%, tasa que también arroja un descenso en comparación con la del 36% del primer trimestre.

En la actualidad, la compra de una vivienda cuenta con una deducción en el IRPF y se grava (en el caso de las nuevas) con el tipo ‘superreducido’ (del 4%) del IVA, ventajas fiscales que se suprimirán el 1 de enero de 2013 en virtud del paquete de medidas de ajuste aprobado por el Gobierno el pasado mes de julio.

Con todo, según los datos del Banco de España, la compra de una vivienda aún require el salario íntegro de seis años.

Los continuos descensos del Euríbor y del precio de la vivienda constituyen los principales factores de la contención del porcentaje de renta que las familias deben emplear todos los meses para pagar sus viviendas.

DESCENSOS DE EURÍBOR Y PRECIOS.

El Euríbor, principal indicador al que están referenciadas las hipotecas en España, concluyó el pasado mes de junio en el 1,219%, marcando ya entonces un mínimo. En agosto cerró en un mínimo histórico del 0,877%.

En cuanto al precio de la vivienda, cayó un 8,3% en el segundo trimestre del año respecto al mismo periodo de 2011, anotándose así el mayor descenso desde el inicio de la crisis, según los datos del Ministerio de Fomento. Tras esta reducción, los pisos libres acumulan una contracción del 23,6% desde que en 2008 concluyó el ‘boom’ del sector.

No obstante, las dificultades de acceso al crédito y la actual coyuntura económica impiden que este menor esfuerzo inversor incentive la demanda de vivienda. Según Fomento, en el primer semestre del año la compraventa de casas cayó un 9,4% respecto al mismo periodo de 2011, hasta situarse en 149.655 unidades.

Mis Comentarios

Muy buena noticia sin duda para el ciudadano, ya que no solo baja el precio sino que al mismo tiempo el ciudadano gana poder adquisitivo en términos inmobiliarios, sin embargo la gran pregunta es ¿ nos encontramos en unos términos razonables de porcentaje de salario destinado para pago de la vivienda ?

Pues mucho me temo que no,  y para ello os remito a un artículo que publiqué hace un año ¿Cómo valorar la vivienda? y ¿por qué no baja?  y que queda todavía un largo camino hasta que la situación se normalice sobre todo si lo comparamos con el mercado inmobiliario americano donde en promedio en el año 2.009 ya se encontraba en un 18,84 % , cuando el máximo se alcanzó en 2.007 con un 26 %. Menudo futuro nos espera, mucho me temo que más de lo mismo.

Pero esto no es todo, ya que por mucho que baje la vivienda y vayamos ganando poder adquisitivo de nada sirve si no tenemos acceso al crédito ya que el 95 % de las compras de viviendas se realizan apalacandas por ello no es suficiente con que le precio caiga sino que es necesario que el crédito fluya, para ello vamos a ver los útlimos datos del Banco de España de crédito a hogares, empresas y administración pública.

Nada aquí tenemos el gráfico y es suficientemente claro, tanto las empresas como los particulares cada vez tienen menos acceso el crédito, y no solo eso sino que en términos generales las amortizaciones de deuda son superiores a la concesión de créditos, el único agente que se mantiene en tasas positivas y subiendo durante 2.012 es la Administración pública que no tiene bastante con confiscarnos nuestro dinero vía impuestos sino que el poco crédito que hay lo quieren también para ellos.

 




Deja un comentario

*