Las Entidades Financieras en el ojo del huracán. S.O.S Necesitamos Credito.

El sistema financiero se encuentras en el ojo del huracán económico como no podía ser de otra forma teniendo en cuenta que estamos atravesando una crisis económica de suma gravedad y cuya semilla principal como en todas las demás crisis fue plantada y engordada por el sistema financiero.

Hasta aquí no hay nada novedoso, el único elemento de reflexión que quiero introducir en estos momentos una vez que llevamos dentro de esta tormenta casi tres años, es sobre el papel de las entidades financieras dentro de las economías capitalistas occidentales, donde son el eje principal y vertebrador de la actividad económica, desempeñando una función publica fundamental en el proceso de generación de riqueza.
Hasta tal punto, llega su importancia que se trata de instituciones privadas a las que se le otorga la capacidad de generar dinero a través de su labor de intermediación -casi nada- y por si fuera poco con unos niveles de endeudamiento -aproximadamente del 90 %- inaceptables e inexistentes en ninguna otra empresa privada, por lo tanto a nadie escapa la idea de que se trata de empresas privadas especiales de ahí que se vean sometidas a un régimen de control y supervision por el Banco de España absolutamente excepcionales.
Pero esta supervision e intervención del Banco de España no solo se debería de ceñir a la supervision del riesgo y solvencia de estas entidades ya que debería de ir un paso mas al tratarse de entidades privadas en régimen especial, ya que sin su buen funcionamiento y canalización del crédito ninguna economía puede funcionar y en estos momentos nos encontramos en un momento en el que se hace fundamental una normalizacion de esta herramienta de cara a fomentar la actividad economía y la generación de riqueza y puestos de trabajo.
Antes de nada me gustaría que le echarais un vistazo al gráfico que pego justo encima donde vemos el deteriore que esta habiendo del crédito durante los últimos meses de la crisis donde podemos observar que el sistema crediticio lejos de facilitar el crédito lo que esta haciendo es absorbiendo crédito. En cualquier caso, no seria justo que nos quedaríamos con la superficialidad del análisis de este gráfico ya que esta situación podría estar provocada o por una disminución de la oferta crediticia o de la demanda, de hecho en mi labor profesional y en las múltiples entrevistas que mantengo con profesionales de la Banca, ellos lo tienen muy claro el credito disminuye no tanto por la restriccion al crédito sino por la disminución de la demanda.
El discernir esto es bastante complicado y mas en momentos de crisis como esto pero afortunadamente el Banco Central Europeo ha realizado una encuesta de acceso al crédito donde podemos obtener las siguientes conclusiones:
-Por un lado durante los últimos 6 meses las PYMES españolas han sido la que peor comportamiento han observado en el acceso al crédito con una percepción negativa del 49 % frente a Francia que tiene tan solo un 8 %.
-Por otro lado, es interesante también ver la opinión en cuanto a la concesión de crédito estando España de nuevo a la cola con un % de concesión de crédito del 44 %, frente a Francia con un 80 % y Alemania con un 59 %.
Todavia me sorprenden algunos datos que aparecen en la prensa como hoy en El Economista donde Caja Madrid afirma que ha concedido en el 2.009 un 89 % de los créditos solicitados, no entiendo nada y me parece que si lo que pretenden es dar una imagen contraria a la realidad deberían de haber sido mas cautas en conceder las cifras, ya que si hoy con la que esta cayendo conceden el 89 % hace 4 años que estaban concediendo el 120 %.
Por ello y porque todavía queda un año por delante bastante largo y tortuoso económicamente hablando lo mejor es luz y taquigrafos y para ello seria necesario que el Banco de España cogiera el toro por los cuernos y de una vez se aclararan las cosas y se restableciera el crédito que es una medida de política económica fundamental, y sin ella tenemos crisis para rato y si no que se lo pregunten a los japoneses.



Deja un comentario

*