Mercadona y la guerra contra las marcas

Este post surge como consecuencia de las informaciones aparecidas recientemente en prensa donde se pone el grito en el cielo ante la decisión estratégica adoptada por Mercadona en la dirección de eliminar unas 800 marcas de sus lineales de un total de 9.000 y tiene en revisión otras 1.200.

Ante esta decisión ha habido multitud de reacciones; por un lado sus competidores han decidido sorprendentemente ocupar el espacio comercial abandonado por esta empresa, hasta tal punto que Lidl ha abandona en cierta medida el hard discount dando entrada en sus lineales a algunas de las marcas abandonadas por Mercadona(Hojiblanca, Calvo, Campofrio, Fontaneda, El Caserio, Danone, Tarradellas, Nestle , Gallina Blanca, Gallo, Hero, J&B, Oscar Mayer, La Casa ect….) y por parte de todas estas empresas las patronales se han puesto en pie de guerra ya que el no estar en las estanterias de esta cadena que en estos momentos abre una tienda cada tres días es un daño comercial irreparable.

Desde luego la apuesta de Roig es arriesgada ya que corre el riesgo de que muchos clientes abandonen el establecimiento, aunque la decisión ha sido estudiada en profundidad y de momento solo se han eliminado aquellas marcas que se vendían poco y al mismo tiempo ha implantado un programa de reducción de gastos que en cierta medida se trasladará a los clientes que está dando sus primeros frutos y que puede llevar a un ahorro de casi 400 Millones de Euros al año.

Han adoptado decisiones de ahorro como quitar el papel satinado de la leche (1,4 Mill. €), eliminar caja de la pasta de dientes (0,2 Mill. €), las botellas de aceite son cuadradas (0,25 Mill. €), serigrafiado tomate frito (0,45 Mill. €) ect….

De este movimiento surge el dilema o la paradoja, de que si hasta la fecha siempre nos habían enseñado en todos los libros de marketing que de lo que se trataba era de crear una marca de calidad y con ello las ventas estaban aseguradas ¿ qué es lo que está ocurriendo ? ¿es que esto no es cierto?

Pues en cierta medida no es cierto ya que al final las empresas fabricantes propietarias de las marcas se han ido dedicando durante los últimos decenios ha engordar su marca con inversiones publicitarias millonarias que todos tenemos que pagar mientras que la producción se subcontrataba a paises del tercer mundo donde se conseguía obtener un producto barato.

Pero la situación está cambiando, ya que con la visita de la crisis el consumidor está siendo mucho más ahorrativo y se está dando cuenta de que los productos de marca blanca tienen un standard de calidad igual a las de las marcas de toda la vida con la diferencia que obtienen un importante ahorro ya que no nos repercuten los inmensos gastos en publicidad y marketing de las marcas tradicionales.

Por lo tanto en tiempos de crisis, de lo que se trata es de reinventarse y les ha tocado el turno a las marcas tradicionales que tendrán que dedicarse a algo más que convencer y estimular la demanda………..

Pero bueno no crean que es el final de las marcas, ya que en el ser humano existe una necesidad psicologica de diferenciación a través de simbolos que siempre será un remanso de paz y tranquilidad para las marcas.




2 Comentarios en “Mercadona y la guerra contra las marcas”

  1. Maria Vazquez dice:

    VOTA EL COMENTARIO: Thumb up 0 Thumb down 0

    no lo sabia eso, es bueno saberlo, ya que suelo comprar en mercadona por carritus.com, que me resulta super practico y comodo, así puedo hacer la compra desde cualquier lugar, y con los dos estoy como quien dice a gustito. Un saludo.

  2. VOTA EL COMENTARIO: Thumb up 0 Thumb down 0

    […] este post rememoro mis inicios ya que uno de los primeros artículos que escribí fué uno titulado Mercadona y la guerra contra las marcas en el que analizaba la última decisión adoptada por esta gran cadena de distribución de eliminar […]

Deja un comentario

*