Rescate a España: IBEX comprar con el Rumor y vender con la Noticia.

Durante la semana pasada el selectivo español IBEX 35 subió un 8%, el sábado hubo rescate a parte del sistema financiero español pero que no deja de ser un rescate a España y este lunes el mercado de acciones español llegó a subir un 6% al calor de la noticia del rescate para luego cerrar en negativo.

¿Qué ocurrió en el IBEX? No me gusta narrar el pasado y menos con lo que hace un índice en un solo día porque se acerca más a lo aleatorio que a algo que pueda tener significado real. Pero dada la magnitud del movimiento, creo que vale la pena explicarlo para recordar un concepto importante: el de “fait accompli” o hecho ya cumplido.

Durante las ultimísimas semanas, muchos fondos internacionales daban por hecho que iba a haber algún tipo de rescate y así decidieron realizar apuestas alcistas y/o cerrar posiciones cortas. Esta presión alcista llegó a su apogeo durante la semana pasada e hizo subir al IBEX 35 la monstruosa cifra de un 8%. ¿Qué como lo sabían? Nadie tenía certezas, pero cuando trabajas en un gran fondo estás muy encima de la actualidad y tienes buena información de buenos contactos. Pero en este caso, además, la información era absolutamente pública y todos los medios de comunicación ya hablaban el jueves y viernes del casi seguro rescate de España. Era una información ampliamente divulgada y que había llegado a todo el mundo.

Debido a esto, yo esperaba que este lunes fuera un día en rojo en el IBEX 35 ya que cuando todo el mundo sabe algo y se anticipa a una noticia positiva que luego se confirma, en el momento en que, efectivamente la noticia se publica, no queda casi nadie por comprar y el mercado se vuelve vulnerable a las caídas por los que “venden la noticia que habían comprado con el rumor”.

Esto ocurre una y otra vez. La gente espera que una noticia haga subir o bajar al mercado y luego se sorprenden del resultado, siendo que muchas veces el mercado sube cuando se pensaba que iba a caer o que cae cuando se pensaba que iba a subir.

De esta manera, el lunes no había noticia que comprar ya que la noticia era solo un hecho ya cumplido al que el mercado se había anticipado en el corto plazo. Sin embargo, la mañana del lunes el mercado empezó subiendo un 6% y realmente me sorprendió porque era lo que menos me esperaba. Pero a lo largo del día mi idea se fue cumpliendo y se cerró tal y como pensaba que debía cerrar…en rojo porque tocaba recoger beneficios. Lo de que estuviera muy equivocado en la apertura cuando abrió +6% es que tampoco se puede esperar acertar (cuando uno tiene la fortuna de hacerlo) al milímetro y no me hice a la idea de que habría mucha presión compradora a primera hora. Pero luego la lógica bursátil clásica se impuso.

Luego, a lo largo de todo el día he visto muchos comentarios pesimistas por este hecho de pasar de una apertura tan buena a un cierre negativo. Comentario del estilo “el mercado no se ha tragado lo del rescate” y cosas así.  Mi opinión es que se puede ser pesimista u optimista, pero que un día jamás debe dictarnos si hay que ser pesimistas u optimistas ya que es más puro ruido que otra cosa. Si el rescate funcionará o no, solo lo podrán decir el devenir de las siguientes semanas.

Yo de momento sigo pensando que hay que tener una mentalidad muy alcista en el IBEX y en especial en el Eurostoxx, pero sigo esperando a que surja una vela Hieken Ashi alcista en base semanal, cosa que aún no ha ocurrido.

Imagen



Deja un comentario

*