Montoro versus Aznar, según la curva de Laffer la solución no es subir impuestos.

A raíz de la amnistía fiscal aprobada por el gobierno para el año pasado, en Septiembre escribí un post titulado “Amnistía fiscal y la curva de Laffer. Un Fracaso” donde ponía de manifiesto la existencia de la  curva de Laffer que representa la relación existente entre los ingresos fiscales y los tipos impositivos, mostrando cómo varía la recaudación fiscal al modificar los tipos impositivos según demostró en su día el economista Arthur Laffer.

El verdadero logro de este economista fué explicar a través de su famosa curva que   el incremento de los tipos impositivos no siempre conlleva un aumento de la recaudación fiscal. La característica más importante de esta curva reside en que indica que cuando el tipo impositivo es suficiente alto, si se sube aún más, los ingresos recaudados pueden terminar disminuyendo.

Esto es en teoría ya que hay evidencias históricas como la llegada de Reagan al poder en EEUU que era partidario de estas teorías y de que los niveles de impuestos eran tan altos que disuadían al ciudadano y empresas de generar riqueza. Esta creencia le llevó a bajar los impuestos de forma importante pero los resultados no fueron muy buenos ya que desde 1.980 a 1.984 los ingresos a partir del IRPF disminuyeron en 9 puntos porcentuales mientras las renta media aumentó.

A pesar de esta evidencia y de que la teoría se puede ver afectada por otros factores que hace parecer que no funcionan la teoría que sustenta la Curva de Laffer, me resisto a pensar que los políticos no tienen ningún freno a la hora de subir los impuestos, y mucho menos en las circunstancias que está atravesando España donde en tan solo 18 meses se han subido 30 impuestos.

265screenshot.

A raíz de este frenesí fiscal llevado a cabo por Montoro y Rajoy a lo largo de la actual legislatura le ha salido un contestatario en sus mismas filas, en este caso nada más y nada menos que José María Aznar que una última entrevista reclama que se produzca una reducción de impuestos para relanzar la actividad económica algo que pone en el candelero más que nunca la famosa curva de Laffer.

A propósito de estas declaraciones también pego un vídeo donde Juan Ramón Ralló donde en tan solo 3 minutos explica de forma muy clara en que consiste la curva de Laffer y que relación tiene con la economía.

Bueno pues para hacer la comprobación empírica me he puesto a buscar datos en Internet y he logrado conseguir información y he conseguido información, pero referida al Impuesto sobre Sociedades que a todos los efectos es lo mismo quizás sea incluso mejor ya que las empresas tienen una mayor capacidad para deslocalizarse fiscalmente y sino que se lo digan a Google, Apple, ect….

Pues con estos datos y después de revisar mucha información  e informes he visto que con los datos que he extraído en muchos medios dibujan la Curva de Laffer de la siguiente forma, recordar que en eje “x” represento el tipo marginal del Impuesto sobre Sociedades en cada país y en el eje “y” el porcentaje que representas la recaudación del Impuesto sobre Sociedades con respecto al PIB.

316screenshot.

Con lo queda perfectamente desmostado visualmente el efecto endiablado que tiene las subidas de impuestos sobre la recaudación, conclusión que con el estudio que voy a hacer a continuación mantengo pero no de forma tan exagerada como podréis ver. Para ello lo que hago es intentar ajustar una línea de regresión a los datos obtenidos de tipo polinomial que es la que mejor se ajusta a los datos obtenidos.

319screenshot.

En este caso el ajuste no parece muy bueno ya que el coeficiente de determinación de Pearson tiene un valor de un 15,61 % por lo tanto el tipo impositivo explica la recaudación en tan solo un 15 %, de todas formas he realizado la prueba de F de Snedecor para un nivel de significación del 5 % para comprobar la existencia o no de relación entre estas dos variables y el resultado es negativo pues es del 9 % aunque está muy cerca del 5 % por lo que parece que tiene cierta validez la relación entre el tipo impositivo y la recaudación en el sentido indicado por la Curva de Laffer.

En cualquier caso si miramos el gráfico, hay un dato que se aleja mucho del resto, es el caso de Noruega , por ello y con el fin de normalizar la situación he extraído de la serie de datos el caso de este país que parece atípico.

321screenshot.

En estas condiciones y con un nivel de significación del 5 %, todos los parámetros son estadisticamente significativo, el punto de intersección se encuentra muy próximo a certo  y con un coeficiente de determinación de Pearson del 36,7 % , estamos en condiciones de afirmar que la Curva de Laffer tiene plena vigencia y validez. Las principales conclusiones son las siguientes:

  • La recaudación aumenta conforme se incrementa el tipo marginal hasta cierto nivel a partir del cual la recaudación empieza a caer por mucho que suban los impuestos.
  • Da la impresión que la recaudación se va incrementando  hasta que alcanzamos el nivel del 30 %.
  • A partir del tipo impositivo del 30 % la recaudación comienza a caer.
  • Una vez alcanzado el nivel del 20 % el aumento de la recaudación aumenta muy lentamente, hasta tal punto que un incremento de 10 puntos porcentuales -un 50 % de aumento- solo consigue mejorar la recaudación un escaso 15 %.

Espero que tomen nota los políticos y en especial Montoro, y ya no solo que no suba más los impuestos sino que los baje ya que el impacto en recaudación va a ser muy bajo  pero sobre el Producto Interior Bruto el efecto será positivo, aunque mucho me temo que la estadística, la Curva de Laffer, la Ley de Okun  y otros muchos principios macroeconómicos han sido aparcados en un rincón olvidado y lo que verdaderamente prima es la recaudación no la presión fiscal.




Deja un comentario

*