Wolfgang Münchau :La banca en España es insolvente y los depósitos no son seguros.

En esta ocasión os traigo a unos de los columnistas más prestigiosos de Financial Times  y al que en más de una ocasión he nombrado en este blog debido a su capacidad de generar opinión a nivel mundial. Como suele ocurrir y muy en su línea grandiclocuente el pasado 30 de Marzo nos ha dejado un pequeño regalito para todos los países del Sur de Europa y en concreto para España.

En su última columna titulada Economics will catch up with the euro analiza el impacto, consecuencias y futuro del Euro después del último rescate realizado a Chipre y que ya he comentado en tres artículos en este blog: Chipre otra forma de Rescate,  Jeroen Djisselbloom certifica el fin del Euro y la garantía universal de los depósitos Chipre y cómo evitar una quita en los depósitos en España.

Antes de nada hay que poner en contexto las palabras de Munchau que si bien me parece en sus declaraciones una persona con cierta prepotencia sobre todo en los temas que se refieren al Euro, ya que es un declarado anti – Euro y que ha dicho por activa y pasiva que lo mejor que le puede pasar a Alemania es la desaparición del Euro. Actitudes al margen, no hay que quitarle la relevancia periodistica y económica que atesora pues se trata del único columnista que en 2.011 alerto del riesgo que sufrían los depositantes en Grecia que finalmente se ha materializado en la peor de las pesadillas en Chipre.

Como podéis imaginar las conclusiones de este artículo no pueden ser peores y que resumo a continuación:

Destaca de forma acertada que la principal deficiencia en las medidas tomadas en Chipre es la carencia de una unión bancaria europea lo cual puede provocar que a pesar de lo acertado de la decisión tomada se produzca una huida de capitales hacia otros países con mayor capacidad de respaldo a su sistema financiera ya que al fin y al cabo el modelo por el que se ha apostado depende muy mucho de la situación individual y particular de cada país.

 “For Cyprus, the answers to both questions are no. The decision to bail in shareholders, bondholders and uninsured depositors would have been logical if the eurozone had a full banking union. There would be no bank run as all banks would be reinsured centrally.”

En esta situación cree que lo mejor para Chipre es la salida del Euro, siendo esta la única forma para alcanzar un nivel sostenible de deuda que se vería reducido a través de una devaluación cambiaria, al mismo tiempo que mejorarían sus expectativas de crecimiento a pesar del empobrecimiento evidente del país que en cualquier caso se va a producir.

“And that answers the second question. Cyprus is more likely to return to debt sustainability outside the eurozone, because a lower exchange rate would reduce net debt, and because of a faster resumption of economic growth.”

Y ahora viene el turno de España al que se refiere como el próximo en la cola -según su opinión- donde destaca que el sistema financiero está roto a pesar de las ultimas recapitalizaciones a excepción de Banco Santander y BBVA, siendo el mayor problema al que nos enfrentamos no la burbuja inmobiliaria sino el problema de crecimiento.

“Just think this one through. Minus its two largest banks – BBVA and Santander – Spain’s banking system is broke, even after recently agreed small recapitalisations. The housing bubble is no longer the main problem, but the ongoing depression is likely to last for most of the decade, given current policies.”

Prevee que España se ve abocada a la misma situación que Chipre donde no solo están en peligro los accionistas, bonistas y depositantes por encima de los 100.000 Euros, sino incluso los de mayor importe que como en Chipre se verán afectados por medidas muy restrictivas de control de capital. Por ello  piensa que es irracional que  los depositantes sigan manteniendo con tranquilidad sus depósitos ya sean grandes o pequeños en los bancos españoles, y considera igual que para Chipre que la mejor y menos dolorosa solución es la salida del Euro para lo cual según un trabajo de Nomura España tendría que sufrir una devaluación de un 35 % , Italia de un 27 % e incluso Francia un 10 %.

El tiempo de pruebas por el Banco Central Europea ya ha finalizado y las consecuencias se encadenan en un desastre bíblico, pues quien piense que el desmentido de las  palabras Djisellbloom se corresponde con la realidad va muy equivocado, este señor dijo la verdad guste o no guste y ha llegado el momento de poner  a buen recaudo el capital líquido.

Si no mirad este gráfico, donde esta espantada de los depósitos ya comenzó hace tiempo, más concretamente en Septiembre de 2.011 donde han pasado los depósitos de  los 1,6 Billones de Euros a 1,4 Billones en Julio de 2.012 donde parece gracias a las palabras de Draghi que esta sangría se ha parado aunque habrá que ver los datos a partir de Marzo.




Deja un comentario

*